martes, 5 de marzo de 2013

Te Quiero.



Era un domingo por la mañana, hacia un mes que Damhar había conocido a aquel misterioso chico, solo hablaban por mensajes, ella, demasiado vergonzosa era incapaz de aceptar una llamada del que hacía poco tiempo se había convertido en su novio.
Era muy probable que , Icai viniera al pequeño pueblo de Damhar solo para conocerla, con el simple propósito de estar aunque sea una sola vez junto a ella, poder abrazarla, poder besarla, y ella tenía muchas ganas de ello, aunque estaba asustada.
Y si todo era una farsa, y si el en realidad era alguien diferente a quien le había dicho, y si solo era la broma de alguien y ella acababa destrozada.
Porque si algo tenía claro Damhar era que estaba enamorada de Icai, que poco a poco el chico la había ido enamorando, con su dulzura y su locura, con sus mensajes llenos de amor y de apoyo. Con todos y cada uno de los mensajes de buenas noches y buenos días que él le había dicho en el mes que llevaban de haberse conocido, y más en las semanas que llevaban como novios.
Pero como sentirse segura, si ella siempre había sido la chica mas desdichada del mundo en el amor y en su vida en general. Desde pequeña ella siempre fue la típica niña que no destacaba por nada, no era delgada, ni guapa, ni sabía hacer nada fuera de lo normal. Con el tiempo, ella siguió igual, sin destacar, mientras que veía como el resto de las chicas que la rodeaban se hacían mas hermosas, mas bellas, más deseables.
Ellas eran magnifica, con magníficos novios, con una magnifica vida y con un futuro maravilloso por delante, y Damhar, siempre fue desdichada en ese sentido, hasta que lo conoció a el.